Economía
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar y el diputado Aitor Esteban. EF

Al final, como les pasa casi siempre a los populares, no se han atrevido a ir hasta el fondo y se conforman con un apaño 'cosmético'.

El PP, con mayoría absoluta en el Senado, eliminará sólo 35 millones de euros en inversiones pactadas con el PNV para el País Vasco.

«Son chiringuitos del PNV», aseguran en el grupo popular de la Cámara Alta, que a última hora ha registrado 49 enmiendas para «mejorar» el proyecto de Presupuestos, que volverá modificado al Congreso.

Se rebajarán 26,6 millones de transferencias al Servicio Vasco de Empleo, que deberá financiar ahora el Gobierno vasco.

También se restan inversiones de 5,5 millones para Fidetec, que engloba a centros tecnológicos, y otros 4 millones menos para el centro de investigación Biscay Marine Energy Platform.

Quedan a salvo las grandes inversiones en infraestructuras como el AVE, unos 300 millones, así como la rebaja eléctrica a las empresas vascas.

Los nacionalistas vascos denuncian la maniobra como un castigo por haber votado a favor de la moción de censura contra Mariano Rajoy.

La dirección del PNV ha mostrado en un comunicado su «perplejidad» por las enmiendas impulsadas por el PP en el trámite presupuestario que «penalizan al conjunto de la ciudadanía vasca».

El portavoz en el Senado, Jokin Bildarratz, ha calificado los cambios como «auténtica irresponsabilidad» del PP y ha emplazado a senadores y diputados vascos a que se opongan. «Van en contra del empleo y de la inversión».

Las cuentas serán modificadas el 18 de junio por el Pleno del Senado y volverán una semana después al Congreso.