Economía
El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. EF
La decisión de la Fed amplía aún más las distancias entre la política monetaria de Estados Unidos y la tipos cero del Banco Central Europeo (BCE).

El Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) de EEUU ha decidido subir los tipos de interés un cuarto de punto hasta un rango objetivo del 1,75 y el 2% en la reunión de este 13 de junio de 2018.

De este modo, la Fed vuelve a elevar el precio del dinero tres meses después de la última subida acordada por el FOMC en marzo de este año. Esta es la séptima alza de tipos desde que comenzara el ciclo de alzas en diciembre de 2015.

El mensaje de la Fed ha eliminado la frase en la que aseguraba que los tipos se mantendrían por debajo de los niveles esperados en el largo plazo.

Además, el diagrama de puntos de la Reserva Federal muestra que este año se elevarán los tipos de interés dos veces más hasta alcanzar un rango de entre el 2,25% y el 2,5%.

Esto supone una supone una subida más que la anterior previsión lanzada en marzo. En las proyecciones a largo plazo se prevé que se necesitarán siete subidas más, lo que dejaría el rango de los tipos entre el 3,5 y 3,75%.

Todos los miembros del FOMC han votado a favor de esta medida. Los datos económicos son positivos, como destaca el comunicado, el gasto de los hogares sigue ganando fuerza a la par que la inversión por parte de las empresas.

La decisión de la Fed amplía aún más las distancias entre la política monetaria de Estados Unidos y la tipos cero del Banco Central Europeo (BCE).

Las tasas en la primera economía del mundo quedan fijadas ahora en el entorno en el que se encontraban en 2004, tras el proceso de recuperación emprendido después del pinchazo de la burbuja puntocom y de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York.

Los tipos emprendieron a partir de ahí una evolución al alza que se vio bruscamente frenada a partir de 2008, cuando la quiebra de Lehman Brothers obligó a una política de dinero gratis que solo comenzó a modificarse en diciembre de 2015, cuando la expresidenta de la Fed, Janet Yellen, comenzó a subir paulatinamente los tipos.

Desde entonces, se han aplicado ya siete subidas, de las que dos se han anunciado este año.