Economía
Vivienda Pixabay

Los indicadores que normalmente suelen afectar a las operaciones de compraventa de inmuebles, hoy en día, se encuentran en niveles tan bajos que hacen situar el sector financiero español en un momento único. Por lo tanto, a diferencia de la situación existente antes de que comenzase la crisis en 2008, cuando los intereses eran bajos y los precios muy altos, actualmente estamos en uno de los mejores periodos de adquisición de vivienda. Muchos ciudadanos en España aprovechan esta favorable coyuntura para invertir en suelo, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyos datos confirman que la compraventa de viviendas incrementó un 19,4% interanual en junio de 2016.

La mayoría de las personas que compraron un piso o que desean hacerlo no cuentan con la cantidad de dinero completa que se requiere. En estos casos, lo más adecuado es aprovechar que los tipos de interés actuales son unos de los más bajos de la historia para adquirir la vivienda por medio de una hipoteca bancaria. Sin embargo, no todos tenemos los suficientes conocimientos económicos y financieros para saber qué hipoteca nos conviene y cuáles serían sus intereses a fin de cuentas. Por ello, numerosas páginas web ofrecen un simulador de hipoteca que calcula todo lo que necesitamos saber para decidir sobre una de las cosas que más nos afectará en nuestra vida futura.

El Euribor se encuentra solamente un poco por encima del 0% durante más de un año entero. La caída de este tipo de interés, al que suelen estar asociadas la mayoría de las hipotecas en nuestro país fomentó la contratación de hipotecas a tipo fijo, es decir, aquellas que se desvinculan de la evolución del mencionado índice de referencia. Así, el precio a pagar siempre será el mismo, a lo largo de toda la duración del préstamo. Otro tipo son las hipotecas variables, cuya cantidad a pagar sí se modifica según la evolución del Euribor.

Mirando el actual contexto del sector, es posible que la hipoteca variable sea más rentable que la fija, puesto que al bajar el Euribor, baja el precio a pagar. Sin embargo, no se sabe si es una decisión correcta a largo plazo, puesto que se espera que los tipos de interés repunten en unos años.

Cabe destacar también que todas estas suposiciones dependen siempre de la cantidad solicitada y de las características personales de cada uno. Para funcionar, un simulador de hipoteca pide varios datos antes de mostrar sus resultados. En primer lugar, el portal web pregunta si la vivienda que se quiere comprar será habitual o no y el número de titulares que tendrá. Además, se ha de informar de la ubicación del inmueble y de los ingresos mensuales netos de todos los titulares. También se pide la edad de éstos, ya que de eso dependerán los años que se pueda alargar el préstamo. Aparte, la entidad bancaria también necesitará saber qué otros gastos tienen los futuros propietarios en otros préstamos que tengan. Una vez que se hayan introducido todos estos datos y cualesquiera otros que se necesiten, la página calculará diferentes propuestas y el cliente sabrá cuál es la opción más adecuada para él.