Economía
Barcelona Pixabay

A pesar de que las cifras están lejos de las que se mostraban en los años anteriores a la crisis, el mercado inmobiliario está en auge. De hecho si el pronóstico se cumple habrá incrementado en un 6% el número de compra-ventas respecto el año anterior, momento en el cual ya incrementó un 9% respecto a 2015. Dentro del mercado inmobiliario lideran el sector las compra-ventas de inmuebles de segunda mano. En el mes de abril solo un 17% del total de las transacciones se trataron de viviendas nuevas. Y dentro de este sector destaca también la venta de edificios en ciudades como Barcelona o Madrid. Empresas con larga historia ofrecen edificios en venta en Barcelona capital que han sido comprados a otro propietario y rehabilitados.

A pesar de los buenos datos, las ventas se estancaron en abril, primer mes en que las transacciones en este sector, tanto en el de vivienda nueva como de segunda mano, cayeron un 8,6% con respecto al total interanual. Hecho que algunos expertos atribuyen al aumento de un 5,3% del precio, hecho que nos indica, también, que el sector está parcialmente recuperado.

A pesar de esto, la caída llega tras 14 meses consecutivos de alzas interanuales y tras un crecimiento de un 27% en marzo, momento en el que se vendieron más de 40.400 casas en toda España, según datos del Instituto Nacional de Estadística. La venta de casas o viviendas de segunda mano lideran el sector y es por esto también que ha crecido en un 5% el gasto en reformas.

Cada vez son más las empresas que se dedican a la venta de edificios enteros de segunda mano, y que invierten en la renovación de los edificios para poder venderlos a precios competitivos. No es casualidad pues que haya inmobiliarias que se dediquen simplemente al sector de la segunda mano, y que compren edificios o viviendas para rehabilitarlas, y venderlas luego como edificios residenciales totalmente preparados. Así lo han hecho algunas empresas en ciudades como Barcelona u Hospitales de Llobregat. La compra de edificios es una realidad cada vez más latente y los edificios de segunda mado en venta son muchos.

De hecho siete de cada diez viviendas que se venden en nuestro país están reformadas, lo que significa que permite una revalorización del inmueble de aproximadamente un 20%. Pero no solo las empresas que compran casas de segunda mano para renovarlas invierten en las reformas también lo hacen las familias o particulares, que ven como es más fácil poder acceder a una vivienda ya usado en lugar de empezar una casa de cero.

De hecho un 90% del total de compra-ventas realizadas en 2016 se enmarcaron dentro del sector de segunda mano, lo que supuso un 10% más que en el año anterior. En cambio la compra-venta de casas nuevas ha ido cayendo desde que empezó la crisis. Por esto cada vez tienen más salida las inmobiliarias que se dedican a comprar inmuebles usados para rehabilitarlos y volverlos a vender a un precio un poco mayor.