Economía
Madrid Nuevo Norte': la nueva Operación Chamartín. PD
La edificabilidad se reduce un 20,5% y habrá más viviendas VPO

Madrid aspira a ser el nuevo gran centro de negocios de Europa. Tras ocho meses de intensas negociaciones, la compañía Distrito Castellana Norte (DCN), el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Madrid han logrado pactar la puesta en marcha de una renovada Operación Chamartín.

Una operación que busca crear una City al más puro estilo londinense en el centro de la capital para "atraer a las empresas europeas que tengan que replantearse su estructura y estrategia por el Brexit, y a las firmas Latinoamericanas y de Oriente Medio y África que quiera operar en el Viejo Continente", aseguró Miguel Hernández, director de desarrollo de negocio de la firma formada por BBVA y Grupo Sanjose, durante la presentación de proyecto denominado ahora como Madrid, Nuevo Norte.

Un extremo en el que coincidió con la alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, que quiso insistir en la oportunidad que se abría a las empresas internacionales. En este mismo sentido, el propio ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, destacó "que la City londinense no tendrá nada que envidiarnos" puesto que en Madrid se construirá el centro de negocios mejor conectado y más funcional y moderno del mundo.

El nuevo plan urbanístico (plan de reordenación) estará aprobado a finales de 2018 y se espera que los proyectos reciban los permisos a lo largo de 2019 para empezar cuanto con los concursos y las obras, que comenzarán con la renovación y ampliación de la estación de Chamartín.

Todavía no ha terminado de recalcular la inversión prevista, pero De la Serna apuntó a que no estaría muy alejada de los 6.000 millones de euros estimados inicialmente y que también se llegarían a generar hasta 200.000 empleos.

Madrid, Nuevo Norte

Explica África Semprún en 'El Economista' este 27 d ejulio de 2017 qu el proyecto Madrid, Nuevo Norte, bautizado por Carmena como "el plan del consenso", está más cerca de la propuesta inicial presentada por DCN y que de la planteada por el consistorio de Ahora Madrid, Puerta Norte, en 2016.

 Así, la edificabilidad total del espacio, excluyendo el ámbito de la estación de Chamartín, será de 2,68 millones de metros cuadrados (m2), un 20,5% menos con respecto al plan anterior de la empresa participada por BBVA. El proyecto de Carmena perseguía reducirla hasta un 50%.

A su vez, la nueva propuesta prevé la construcción de 11.000 viviendas -un 35% menos que las 17.700 inicialmente previstas por el grupo Distrito Castellana Norte-, de las que un 20% será para protección oficial (VPO) o tendrá algún tipo de ayuda. En el plan de 2015, estaba previsto un 10% de VPO. El plan de Carmena redujo drásticamente el número de viviendas hasta las 4.600, de las cuales 1.000 estarían destinadas para protección oficial.

El proyecto distingue cinco ámbitos de actuación: Estación de Chamartín; Centro de Negocios; Fuencarral Malmea (polígono industrial); Fuencarral-Tres y Fuencarral-Las Tablas. El eje principal sobre el que se articula el proyecto es la estación de ferrocarril y se ha establecido que al sur de la calle 30, en el entorno de la estación, se establezca el gran centro de negocios con una propuesta formal de implantación de servicios terciarios y que en la zona norte se establezca el grueso de las viviendas. También habrá un eje verde que conecte ambas zonas.

Así, la mayor parte de la zona de la estación será para la construcción de 1,2 millones de m2 de oficinas aunque también habrá 300.000 m2 destinados a vivienda para asegurar la continuidad de los barrios ya existentes. En este punto, desde DCN no se ha querido confirmar si se mantiene en pie el plan de hacer el rascacielos más grande de Europa, como se anunció, pero sí que ha especificado que será un proyecto "con gran densidad". "Es el proyecto urbanístico más grande y ambicioso de Europa", dijo el ministro de Fomento.

El Ayuntamiento de Madrid, que asume el control urbanístico de la operación, mantiene su compromiso de asumir la remodelación de los nudos norte de la M-30 y de Fuencarral. Por su parte, DCN se hará cargo de las obras de adecuación y ampliación para los nuevos servicios del Canal de Isabel II y de Metro de Madrid. Los proyectos y trazados no se modificarán.

Nueva estación

El nuevo proyecto traerá consigo una nueva estación de Chamartin, que se reconstruirá por fases para asegurar que continúe dando servicio. Ocupará el mismo terreno pero crecerá a lo alto. La nueva estación, que cuenta con un presupuesto inicial de 1.245 millones de euros y que albergará las oficinas de Renfe y de Adif, se convertirá en el nuevo hub de alta velocidad.

El plan incluye la construcción de 12 nuevas vías para la alta velocidad que recibirá a las líneas que conectan Madrid con el norte de España. Así, habrá 18 vías para AVE y 12 para cercanías y convencionales. También tendrá espacio verdes y nuevos accesos para el transporte público.