Economía
Gabriel Rufián (ERC) y su colegio electoral para el ilegal referédum del 1-O. LS
Caixabank anuncia el traslado de su sede social de Barcelona a Valencia
Encuesta¿Se atreverá el Gobierno de España a aplicar la ley con todas las consecuencias a Puigdemont y los golpistas catalanes?

Con la cara que tienen estos tipos, es muy probable que den por seguro que les perdonarán la deuda. Pues van listos (Caixabank anuncia el traslado de su sede social de Barcelona a Valencia).

El cambio de sede de Banco Sabadell a Alicante es un salto cualitativo en la fuga de empresas de Cataluña por el desafío independentista (Banco Sabadell se harta de los 'catabatasunos' y decide trasladar su sede a Alicante).

Mientras los zarrapastrosos de las CUP han llamado al boicot de la entidad, así como de CaixaBank, el silencio de sus compañeros de deriva PDeCAT y ERC es significativo.

Como cuenta Luis Cano en 'ABC' este 6 de octubre de 2017, al intento desde el independentismo de no generar alarma económica se une su relación financiera con la entidad, tanto por parte de las instituciones como las personales de destacados miembros de la agitación nacionalista.

Entre ellos está el diputado de ERC Gabriel Rufián, según su declaración de bienes publicada por el Congreso, en cumplimiento de la ley de Transparencia.

Rufián, conocido por sus intervenciones parlamentarias, tiene una hipoteca con la entidad.

El político catalán firmó en 2012 con el Sabadell un préstamo por valor de 178.500 euros de los que, en el momento de la presentación de sus bienes al Congreso el año pasado, todavía le faltan por pagar 167.205,87 euros. El préstamo es para una vivienda familiar en la localidad barcelonesa de Sabadell.

Rufián, no obstante, no es el único dirigente independentista comprometido con banco ahora con sede en Alicante.

De los nueve diputados que forman el grupo de ERC en el Congreso, otros tres tienen una deuda con la entidad. Teresa Jordà, según consta en su declaración de bienes, tiene que devolver 125.465,89 euros por un préstamo concedido en 2007 por un importe de 160.000 euros.

Joan Capdevila tiene pendiente 26.772,31 euros de los 72.722,96 euros del préstamo firmado en 2007. Y Jordi Salvador debe 84.502,43 euros de los 110.000 que la entidad le concedió en 2008.

La exposición del PDeCAT, antigua Convergència, es menor. De los ocho diputados en el Congreso, solo su portavoz, Carles Campuzano, está en deuda con Banco Sabadell. Campuzano tiene pendiente 71.058,21 euros de los 150.253,03 que solicitó en 1998.

El Parlamento catalán, aunque hace pública la declaración de bienes de sus miembros, incluidas las deudas, no ofrece el nombre de las entidades bancarias, a diferencia del Congreso.

Se desconoce, por tanto, quién tiene préstamos concedidos por Banco Sabadell.

A los que insultaron a la Guardia Civil y pisotearon nuestra bandera tenemos algo que deciros...