Economía
María Teresa Campos y su lujosa mansión en Molino de la Hoz (MADRID). TC

Mal no puede andar de dinero María Teresa Campos, como dicen las malas lenguas, porque el casoplón quita el aliento.

La periodista de 75 años lleva casi un luestro intentándolo pero sigue sin vender su gran mansión. No encuentra comprador a pesar de la publicidad que supone exponer la casa en televisión, cosa que ocurrirá en el programa de Bertín, que la entrevista allí.

La presentadora le dijo en su día a Pilar Eyre que estaba molesta porque los rumores señalaban que el programa se había grabado en la residencia de la madre de Terelu para ayudar a la venta.

Además, la propiedad ya fue 'anunciada' en el reality de Las Campos.

Situada en Molino de la Hoz, cerca de Las Rozas, al noroeste de Madrid, está valorada en 4,3 millones de euros.

La fabulosa mansión tiene 2.000 metros cuadros construidos distribuidos en tres plantas, más otros 6.000 de parcela e incluye una vivienda principal , una casa de invitados (ambas) conectadas entre sí por un pasillo enorme.

En el centro, un patio inglés llena de luz todas las estancias. A la vivienda no le falta de nada. Tiene gimnasio, jacuzzi y piscina, con una pared transparente que da al gimnasio.

En la mansión hay 15 baños, 8 plazas de garaje, una sala de cine, y una biblioteca con claraboya de luz natural.

La residencia se edificó cuando la madre de María Teresa aún vivía. De hecho, la periodista mandó instalar el ascensor para beneficio de la anciana señora, tal y como explicó ella en su reality familiar:

"Hice poner el ascensor por mi madre, y ahora mi madre soy yo", reveló Teresa en su día.

También sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego, separadas entonces de sus respectivos maridos, y sus tres nietos vivieron varios años allí.

Sin embargo, con el paso del tiempo Carmen contrajo matrimonio con José Carlos Bernal, en julio de 2014, por lo que abandonó la vivienda.

En esa misma época, María Teresa comenzó su relación con Bigote Arrocet y Terelu se trasladó con su hija a vivir al tríplex de Aravaca.

La idea de María Teresa no ha cambiado un ápice y, tres años después de poner en venta la mansión, desea darle salida con premura. No obstante, su elevado precio de 4,3 millones de euros es el principal impedimento.

María Teresa ocupa el dormitorio principal, que cuenta con un saloncito privado en el que ella desayuna a diario, tal y como se pudo ver en el reality de Telecinco.

Su baño está realizado en mármol y cuenta con ducha y bañera de hidromasaje.

Bigote descansa en otra de las habitaciones de la mansión.

Pipi Estrada: "Por lo que yo fui criticado en su día, ahora las Campos hacen lo mismo o más"