Economía
Medios de comunicación, supuestamente 'serios', sobrepasándose en sus interpretaciones generando un caldo de cultivo cargado de odio y desprecio a dos profesionales, que habrá que analizar con el Código Penal en la mano

Dos expertos inmobiliarios y financieros explican a cámara, en el plató de Periodista Digital las ventajas de las hipotecas a tipo fijo.

Es el vídeo del que todo el mundo hablaba desde la mañana de este 14 de diciembre de 2017. Tanto se habla que ha inundado grupos de Whatsupp, conversaciones, pinchos de tortillas, redes y por supuesto, las redes sociales.

Hay que verlo para entender el frenesí popular, los odios y hasta las coñas que ha despertado.

Simón Pérez es uno de los protagonistas. Silvia Charro, su interlocutora, es la otra. Están casados.

Hay quien dice, como los de 'El Economista' que todo es "una campaña publicitaria" para presentar una nueva empresa inmobiliaria de ella, llamada NeoTecalia.

Simón Pérez ha confirmado a algunos medios este detalle.

 En cualquier caso y al margen de los tuiteros, entre los que se atrincheran majaderos de todo pelaje, llama la atención el desbarre de medios de comunicación, supuestamente 'serios', sobrepasándose en sus interpretaciones generando un caldo de cultivo cargado de odio, desprecio y abuso a dos profesionales, que habrá que analizar con el Código Penal en la mano.

Es el caso, por ejemplo, de 'La Voz de Galicia' y su lamentable titular "El vídeo de los dos economistas que se «pasan de la raya» conmociona las redes".

En la misma línea, las lamentables maneras de 'El Español', que insinúa delicados asuntos en uno de sus párrafos interiores:

"Simón aparece totalmente descamisado, como si hubiese entrado en plano a las 7 de la mañana después de toda una noche de fiesta. Y ella permanece alerta como un búho realizando aspiraciones constantes, como si tuviese un resfriado de los que se pillan en el after".

O por ejemplo, la ofensa hecha información recogida en eldiario.es con una recopilación de memes y que titula: "Me han echado Euríbor en el Colacao".

La propuesta de Simón Pérez y Silvia Charro es el resultado de una fórmula poco ortodoxa pero que ha demostrado ser efectiva para llegar a muchos visionados. A la hora de la redacción de esta información, más de 160.000 visitas en YouTube en menos de 15 horas, y una de las tendencias del día en dicha plataforma.

Silvia Charro explica en un nuevo vídeo cómo se siente después de todos estos insultos y mofas:

Gracias a vuestro odio y a la gente que le doy asco… ¡También hay mucho que me quiere conocer e irse a tomar copas conmigo!

Pero muy mal, fatal, me han criticado por todas partes, pero bueno: la chica es maja. Entonces gracias por todas estas cosas a todos mis archienemigos que de repente tengo un montonazo.

También gracias a gente muy maja de verdad que se ha sentido mal con tanta maldad y tanto empeño en machacar y en querer anular a una persona, una profesión, una figura. Lo único que he hecho ha sido estar cinco minutos enfrente de una cámara y no le he hecho daño a nadie, y ¡cómo os cebáis!

En conversación telefónica con PD, Silvia Charro comentó:

"Estoy sobrepasada, he recibido cientos de ofertas de trabajo y miles de visitas a mi cuenta de LinkedIn. Os agradezco todo el apoyo en medio de tanto odio".