Economía
Vicente (de negro) es arquitecto y escritor, mientras que Iñaki (de blanco) es auxiliar de vuelo. RS

Un tuitero, Vicente Monroy @monroyXXX, y su pareja acababan de encontrar el piso perfecto en Madrid.

Se trata de una vivienda exterior de 125 metros cuadrados en el barrio Adelfas, al sur del distrito de Retiro. Tiene una habitación y es un primer piso con ascensor. El propietario pide 875 euros al mes.

Todo parecía ir sobre ruedas hasta que el dueño ha descubierto que Vicente e Iñaki (que así se llama su novio) eran una pareja gay.

Vicente es arquitecto y escritor, mientras que Iñaki es auxiliar de vuelo.

El casero, ni corto ni perezoso, argumentó que no iba a seguir adelante con el alquiler porque "en el bloque vive gente mayor que no lo entendería".

La respuesta de Vicente al dueño del piso ha reventado la red, con más de 2.000 'me gusta'.

A continuación transcribimos las palabras de Vicente:

Muy buenas tardes. Soy Vicente, el novio de Iñaki. Qué vergüenza, Juan Manuel. Qué profunda vergüenza lo que acabas de hacer. No estoy enfadado, estoy profundamente avergonzado por lo que acabo de vivir. Espero que se te caiga la cara de vergüenza cuando leas esto. Que Ignacio y yo somos dos personas adultas y con una vida absolutamente normal está fuera de la discusión de este mensaje. Esa discusión pertenece a la época de mis tatarabuelos. Quiero que entiendas que voy a ponerme en contacto con la red de Idealista para denunciar lo que considero la más básica de las normas de conducta en el año 2018. No tengo nada contra ti, pero lo que has hecho hoy a Ignacio infringe las normas fundamentales de la educación y el respeto. Ni siquiera te has buscado una excusa. Llevo diez años viviendo en Madrid y jamás he tenido un problema con un vecino, y desde luego mucho menos por mi sexualidad. Dudo mucho de que esas "personas mayores" a las que culpas sean la mitad de estúpidas que lo que acabas de hacer. Si piensas acorde a tus actos de esta tarde, estás bastante por detrás de ellos, estás a la cola de España. No culpes a nadie, el problema lo tienes tú. Te lo digo otra vez: qué profunda vergüenza.

Los comentarios generados por las palabras de Vicente Monroy se cuentan por decenas, según huffingtonpost:

VÍDEO DESTACADO: El beso gay más tierno jamás dado