Neveras de colores

Roja, negra, dorada o verde, las neveras de colores y estilo retro están de moda. Si tienes la cocina unida al salón o un piso pequeño, estas neveras decoran por sí solas. En Estados Unidos llevan años triunfando, ahora también son tendencia en Europa. En otro artículo de Periodista Digital hablamos de las mini neveras por menos de 150 euros, hoy de neveras de colores.

¿Cuándo surgieron las primeras neveras de colores?

Antes que se inventaran las neveras, la gente enfriaba sus alimentos usando la nieve o el hielo que encontraba en las montañas o zonas frías. La primera refrigeración artificial demostrada fue obra de William Cullen en la Universidad de Glasgow en 1748. Sin embargo su invento no tuvo uso práctico.

Hubo otros creadores como Oliver Evans que si diseño una nevera en 1805. Las neveras antiguas, (entre 1800 y 1920), usaban gases tóxicos para enfriar, como cloruro de metilo, dióxido de azufre y amoníaco. En 1930, un equipo de la General Motor con Thomas Midgley a la cabeza, encontró un sustituto a estos gases peligrosos, era el freón.

En 1940 surgieron las primeras neveras en los Estados Unidos, cinco años más tarde, ya finalizada la 2 Guerra Mundial, la producción a gran escala de este electrodoméstico.

En 1950 la gran mayoría de hogares en los Estados Unidos tenía un refrigerador. En la década de los años 50 la mayoría de las neveras eran blancas, con aspecto macizo, (el que hoy vemos reproducido con materiales más modernos). A partir de finales de los años 50 y ya en los 60 el color llegó a las neveras.

En la ciudad de Guastalla al norte de de Italia surge en 1948, la empresa SMEG de la mano de Vittorio Bertazzoni. En 1950 crean las primeras cocinas a gas con encendido automático.

En 1963 lanzan lavadoras y fregaplatos automáticos de 60 cm. Sería en 1990  cuando SMEG comenzó a fabricar neveras estilo retro de colores inspiradas en las neveras norteamericanas de los años 50. Años más tarde en el 2003 nació la marca Big Chill en Pennsylvania gracias al trabajo de Orion Creamer y Thom Vernon líder junto a SMEG en la venta de neveras de colores en todo el mundo.

Neveras de colores, una tendencia que triunfa

La decoración se adapta a los cambios, y hoy el estilo loft, de viviendas con espacios amplios y sin tabiques está de moda. En un salón no pegaría nada una típica nevera blanca, sin embargo una metalizada de aluminio, una negra o de colores tiene más opciones de quedar bien.

Por otro lado, en pisos pequeños donde el espacio se aprovecha al máximo, necesitamos neveras compactas que se puedan integrar con el resto de la decoración. Las neveras de colores cumplen estos requisitos. Por un lado son un electrodoméstico útil, y por otro decoran.

Nevera Smeg negra - FAB30LNE1 Independiente 293L A++ Negro nevera y congelador - Frigorífico (293 L, SN-T, 38 dB, 3 kg/24h, A++)

Nevera en color negro adecuada para una decoración, sobria. Combina bien con blanco, rojo y tonos metálicos. Dispone de  botellero, fresh zone y un nivel de ruido y eficiencia energética A++. Medidas 60 x 72 x 168,8 cm. Capacidad 293 litros, congelador con capacidad de 64 litros de 4 estrellas. Clase climática SN-T. Estantes del interior de vidrio. Ver en Amazon.

Nevera combi amarillo- Smeg FAB28RG1 - Nevera combi (Independiente, Amarillo, Derecho, 248L, 256L, SN, T)

Del negro al amarillo. Esta nevera se convertirá en el punto focal de atención, la pongas donde la pongas destacará. Si buscas una decoración luminosa, combina el amarillo con el blanco.

Si prefieres un estilo retro, pared en azul claro. Este modelo esta es tipo combi para los que prefieren tener el congelador independiente. Con capacidad bruta de 256 litros, (nevera 230 y congelador 26). Consumo anual 180 kWh. Descongelación automática de nevera. Número de compartimentos de la nevera 4. Medidas: altura 151 x 60 cm de ancho por 54,2 de profundidad. Ver en Amazon.

Nevera verde claro Smeg -FAB30RV1 Independiente 293L A++  nevera y congelador - Frigorífico (293 L, SN-T, 3 kg/24h, A++, Compartimiento de zona fresca)

Bonito color muy retro, que queda perfecto combinado con blanco y con acabados en color madera (roble, pino, wengué). Capacidad total 293 litros, nevera 222 litros y 64 del congelador. Clase climática SN-T. Consumo anual de energía 212 kWh. Con botellero, fresh zone, y sistema multi flujo de aire. Medidas altura 168 cm, ancho 60 cm, profundidad 72 c. Ver precio en Amazon.

Nevera azul klein Smeg -FAB30RBL1 Independiente 293L A++ Azul nevera y congelador - Frigorífico (293 L, SN-T, 38 dB, 3 kg/24h, A++)

Para recrear el estilo mexicano con colores vibrantes. El azul destaca con amarillos, ocres, naranjas suaves. Lo más clásico es con blanco, y lo más retro es combinar con paredes en tono beige suave. Tiene una capacidad de 293 litros. Dispone de cubiteras, fresh zone, hueveras. Tecnología Multi-ariflow system. Ver en Amazon.

Smeg nevera de color rosa – mod FAB30RRO1 Independiente 293L A++ - nevera y congelador - Frigorífico (293 L, SN-T, 3 kg/24h, A++, Compartimiento de zona fresca)

Seguimos en la gama de tonos pastel, el rosa combina bien con la gama de azules, y verdes, tonos suaves para una decoración estilo shabby chic. Si te gustan los contrastes, el blanco o el gris suave junto al rosa logran una decoración armónica. Si eres eclíptico y te gusta mezclar estilos. Esta nevera retro combina con otros electrodomésticos en acabados metálicos. Ver en Amazon.

Equipa tu cocina al mejor precio

Lavadoras, vitrocerámicas, congeladores verticales, hornos o pequeño electrodoméstico. En Amazon tienes artículos de marcas como Bosch, Braun o Zanussi. El catálogo de Amazon tiene millones de referencias, y productos de otros países como los Estados Unidos, país natal de Amazon, son más fáciles de encontrar. Tienes a tu disposición distintos filtros

Por precio, por valoraciones de los clientes, por marca, por tipo de envio (si es gratuito, por ejemplo). Los envíos en Amazon no son caros comparado con otras tiendas online. El envío estándar cuesta 2.99 €. Sin embargo tienes la opción a no pagar gastos de envío. Los clientes Prime se ahorran los gastos de envío durante un año en millones de productos.

 

Los clientes Prime además disfrutan de series y películas gratis en Prime Video y también hasta 40 horas de música de entre 2 millones de canciones. ¿Cuanto cuesta todo esto? Nada el primer mes, es de prueba, pasado el primer mes son menos de 20 euros al año, 19.95 euros. ¡Haz cuentas de lo que ahorras al no tener que pagar gastos de envío!