Alba Carrillo

Estaba previsto que Alba Carrillo asistiera a 'Sábado Deluxe' donde hablaría de su ruptura con David Vallespin, los problemas legales que mantiene con Fonsi Nieto, padre de su hijo, así como temas varios en general, pero al final no podrá ser.

Según han revelado este viernes en 'Sálvame', y recogen nuestros compañeros de Exclusiva Digital, Alba Carrillo exigió unas condiciones para acudir al programa que nunca antes han oído en la dirección de la Fabrica de la Tele, lo que ha obligado a la productora de confianza de Telecinco a darlas por finalizadas y rotas las negociaciones.

Fue Lucía Pariente, madre de la modelo, quien en calidad de representante se puso en contacto con la cadena de Fuencarral para ofrecer un entrevista exclusiva con Alba.

"Las conversaciones comenzaron la semana pasada, jueves 2 de agosto. Fue la propia Lucía Pariente, ejerciendo de representante, quien llamó al programa para ofrecernos una entrevista en exclusiva para hablar de la ruptura con David Vallespín y los problemas con Fonsi Nieto"

comentaba una redactora del 'Deluxe'.

Una entrevista que en principió interesó mucho a dirección del programa pero que, sin embargo, poco después la propia Lucía Pariente llamaba al programa para informar que Alba había firmado una entrevista para una revista, por lo que la semana pasada al exmujer de Feliciano López no se podía sentar en el 'Deluxe'.

Tras publicarse esta entrevista, se retomaron las negociaciones este mismo miércoles. Desde el primer momento, había una intención clara por parte de la productora de llegar a un acuerdo, pero ella "pide una cantidad muy alta, desorbitada, que sabe que el Deluxe no puede pagar", explicó la redactora a Nuria Marín.

Pero esa no fue la única condición que pedía Alba Carrillo. La mamá de la modelo pedía que empezase a colaborar de forma habitual en los programas que realiza la productora, algo que no podían aceptar debido a la "inestabilidad de Alba Carrillo".

"No es que sea difícil trabajar con ella, el problema está en que un día te dice que sí y otro que no, entonces es muy difícil contar con ella".

Pero la cosa no quedaba ahí. La modelo pidió que no se le criticase de manera negativa y "no contar noticias malas de ella", algo con lo que la productora no se había encontrado en todos programas que lleva emitidos, unas exigencias a las que no daban crédito los colaboradores del programa.