No es la primera vez que sucede ni seguramente sea la última. Los teléfonos móviles o smartphones puede dar algún que otro susto, incluso provocar lesiones o heridas, debido al mal funcionamiento de sus baterías que pueden estallar.

Son pequeñas explosiones que pueden provocar que se desalojen vuelos, sustos y hasta provocar quemaduras y heridas en sus dueños. El último caso que ha saltado a la Red ha sido el que le ha sucedido a una conductora en China a la que su iPhone le pego un verdadero susto mientras conducía por una autopista del país.

En las imágenes que grabó la cámara de seguridad del automóvil de la mujer se puede ver como el móvil explota una primera vez soltando una pequeña llamarada que obviamente asusta a la mujer. Al escuchar el ruido que provoca la pequeña explosión, la conductora decide frenar y aminorar la marcha pero, finalmente, reanuda su camino para no originar un accidente o atasco en la carretera.

Pero, según publica Exclusiva Digital,  a los pocos segundos el teléfono explota por segunda vez de forma mayor que la primera. Es entonces cuando la dueña del 'smartphone' detiene por completo el automóvil y se baja del mismo

Según apuntan diferentes medios chinos, el marido de la conductora ha afirmado que al iPhone de su mujer le cambiaron la batería al tener varios fallos la original. Sin embargo, esta nueva fuente de alimentación que el instalaron no fue la original de Apple sino una imitación o marca blanca mucho más barata.