Irresistibles propuestas en torno a la brasa.

La oferta gastronómica de Candeli gira en torno a la brasa. Pescados, mariscos, carnes y verduras a la parrilla de carbón conforman una carta, con concesiones a otros platos del recetario nacional, donde el producto de alta calidad es la estrella principal. Durante este mes de junio, el restaurante propone una chuleta rack a la parrilla clásica de carbón, un corte francés que se extrae del lomo alto. El rack servido en Candeli procede de vacas lecheras de 6 años y raza frisona, con 40 días de maduración, ideal para disfrutar en compañía.

El precio de la chuleta -cuyo peso es de, aproximadamente, 1'200 kg- es de 55 euros. Para acompañar la chuleta, los hermanos Rivera, propietarios de Candeli y sumilleres ambos, han elegido Marqués de Murrieta Reserva 2014, D.O. Rioja. Una elección basada en el perfecto maridaje de ambos productos. «Marqués de Murrieta es un vino largo, elegante y envolvente, atributos que también ostenta la chuleta rack resultando una conjunción de sabores que se ensalzan mutuamente». El precio del vino es de 23,50 euros.

La temporalidad como protagonista.- Las fuertes lluvias, el tiempo cambiante y el retraso en la llegada del calor ha cambiado ligeramente la estacionalidad del espárrago blanco. Aun estando ya en junio, este año es ahora cuando están cosechándose los mejores espárragos. Directos desde Navarra, llegan espárragos de gran calibre y profundo sabor a Candeli, donde los preparan a la brasa. El precio por ración es de 16,50 euros.

Ahora también es momento de navajas. Traídas de Galicia, son navajas de buceo, carnosas y con intenso sabor a mar. También preparadas en la parrilla de carbón, la ración sale a 17 euros.

Sobre Candeli.- La oferta del restaurante se articula en torno a dos pilares: uso del mejor producto y una parrilla clásica de carbón a la vista. Pescados y mariscos a la brasa como el rape de tripa negra, el lenguado o los carabineros se dan cita en una carta variada donde también encontramos zamburiñas asadas o frituras de productos del mar. En el apartado carnes destacan los chuletones o tres maneras diferentes de comer el solomillo, por poner algunos ejemplos. En conclusión, un restaurante donde cualquier comensal disfruta de los sabores auténticos del producto. Para mayor comodidad del público, Candeli tiene tres espacios diferenciados: una entrada con mesas altas y con carta de tapeo, un comedor continuo con mesas bajas y ambiente distendido, y una sala ‘escondida', elegante y confortable.

También el vino es un punto fuerte. Sin necesidad de tener una bodega infinita, Candeli tiene referencias de vino bien escogidas. No es de extrañar con dos sumilleres al frente como los dos hermanos propietarios, Alberto y Francisco Rivera. La bodega hace un recorrido por una importante variedad de las D.O. españolas y tiene un pequeño apartado dedicado al champagne. Además, todos los vinos de Candeli pueden comprarse para llevar a precio de tienda.

Restaurante Candeli
C/ Ponzano, 47, Madrid
Telf. 91 737 70 86
www.restaurantecandeli.com
Cierra domingos noche, abierto todo agosto

Información y foto cortesías de Alexandra Sumasi y Laura Grassi