En la localidad costera de Saint Ives (Cornualles, Reino Unido), una mujer ha sido condenada a 18 meses de prisión por provocarle a su cachorra una luxación de cadera debido a que le había derramado un café, informan medios británicos.

Al principio, Joanne Hosking alegó que esa Jack Russell Terrier se había caído desde una mesa, pero durante el juicio admitió que agredió al animal tras sufrir un ataque de ira en julio de 2017.