Al menos 44 mujeres fueron asesinadas en España a lo largo de 2017, por los hombres con los que tenían o habían mantenido una relación de pareja.

La epidemia es mundial y como se puede ver en este vídeo, lo tremendo es que muchos miran hacia otro lado.

Y no por prudencia, sino por cobardía.