Un oso salvaje ha sorprendido a los habitantes de Viazma (provincia de Smolensk, Rusia) al pasearse libremente por las calles de la ciudad. El animal parece haber despertado de un largo sueño.