En YouTube ha aparecido un hilarante video en el que se ve a un gato prodigando afectos hacia su dueño con el único objetivo, al parecer, de hacerse con un apetitoso trozo de pollo asado recién hecho.

En la grabación se ve al felino acariciando melosamente la cara del hombre, quien dice escépticamente a cámara: "Otra vez comienza el amor, pero este amor, creo, no es por mí". Y, efectivamente, acto seguido el gato hace varios intentos de agarrar con su pata la comida de su dueño, quien frustra sus tentativas con un sonido de advertencia. Tras cada intentona, el felino vuelve a ofrecerle sus particulares muestras de 'cariño'.