En las redes se ha hecho viral un video que muestra un pequeño cartel en el que se pide ayuda para encontrar un gato perdido, con su respectiva foto. Colgado en una cerca de metal ondulado, la hoja adquirió el relieve de la superficie que la sostenía, lo que generó un peculiar efecto óptico.

Al acercarse al anuncio, el usuario de YouTube Max Tiseyko se percató de que el gato en cuestión seguía observándolo fijamente cuando cambiaba de ángulo para enfocarlo con su cámara. Casi como la Mona Lisa, que dirige su sonrisa a los visitantes del Louvre sin importar el ángulo, el felino devolvía su mirada al transeúnte, quien se asustó por la inesperada reacción del gato de la foto.