Un hombre intentó atrapar un lagarto en Australia, pero el suelo se desmoronó y terminó enterrado en arena, por lo que decenas de brigadistas debieron trabajar durante horas para rescatarlo, publicó Fraser Coast Chronicle.

El accidente ocurrió en Urangan, en una playa de Queensland, al este del país, donde una persona, de 29 años, perseguía al animal cuando, de manera repentina, se formó un pozo de dos metros de profundidad debajo de él y acabó cubierto por arena hasta el cuello. Sus desesperados gritos de auxilio alertaron a los vecinos, quienes advirtieron a los servicios de emergencia.