En los medios rusos apareció esta semana un video en el que se ve a un joven oso subido al techo de un automóvil mientras busca la forma de introducirse en él. Afortunadamente, ninguna persona se encontraba en el interior del vehículo en ese momento.

La escena fue registrada por un testigo en las cercanías del pueblo de Malki, en la región de Kamchatka, en el Lejano Oriente de Rusia.