Los empleados de un taller de joyería filmaron este curioso y sigiloso robo en sus instalaciones a manos de una hormiga que arrastra un diamante de su mismo tamaño. El pequeño ladrón mantiene aferrada la piedra preciosa y se mueve por la mesa de forma bastante rápida, en su intento por escapar de la escena del crimen, según rt.