El del árbitro es, posiblemente, el rol más difícil de desempeñar en cualquier deporte. Es muy difícil que un arbitraje deje contento a ambos equipos o contendientes.

Son los blancos de críticas de uno y otro bando, a lo que hay que añadir los medios de comunicación.

Y a veces, ni siquiera quienes juegan, les hacen caso.

El árbitro es la persona encargada del cumplimiento de las reglas del juego mientras se desarrolle el mismo, posee el papel de "juez" en un evento deportivo, pudiendo detener el partido, reanudarlo, regular los cambios, así como el resguardar el orden, encargarse del cumplimiento de las reglas del juego y procurar un ambiente de respeto entre los jugadores.

Eso dice la enciclopedia, pero este del vídeo no es un árbitro normal. Tiene, como todos, la costumbre de imponerse, pero a diferencia de la mayoría, lo consigue por las buenas o por las malas. A trompazos si hace falta.

Un fenómeno.