La selección argentina llegó al país anfitrión del Mundial 2018 este sábado, día en que había sido programado su partido amistoso con Israel en Jerusalén, cancelado en el último momento. La Asociación de Futbol de Argentina (AFA) argumentó motivos de seguridad para tomar esta decisión. Las autoridades hebreas lamentaron la medida de 'la albiceleste'. La compañía organizadora del partido fue más allá y propuso a la FIFA expulsar a la selección argentina de la Copa del Mundo de Rusia.