El líder de Podemos, a tenor de la admiración que le producen los 'logros' de Nicolás Maduro y sus sicarios, parece estar sopesando la posibilidad de trasladarse definitivamente a Caracas.

Las lágrimas de Pablo Iglesias, Monedero y Errejón por la muerte del dictador Hugo Chávez eran, en realidad, lágrimas de agradecimiento por su generosa contribución a su causa política en España.

Los tres líderes de Podemos habían cobrado sustanciosas sumas del régimen corrupto de Chávez: Pablo Iglesias a través del paraíso fiscal de Granadinas; Íñigo Errejón a través de la Fundación CEPS y Juan Carlos Monedero como asesor personal de Hugo Chávez en el Palacio de Miraflores.

NOTA.- Todavía no hay noticias de que Juan Carlos Monedero haya devuelto al hambriento pueblo de Venezuela los millones que los verdugos chavistas le dieron por una trabajo que nunca hizo y que le sirivieron para poner en marcha Podemos en España.