El hombre, de 21 años, es de nacionalidad argelina y estaba tratando de cruzar a España desde Marruecos escondiéndose debajo del autobús que hace la ruta Tánger-Tarifa. Los agentes de policía estaban inspeccionando algunos de los autobuses que llegaban al puerto de Tarifa cuando descubrieron al joven. El joven tenía síntomas de mareos y falta de oxígeno debido al calor del motor. Tras ser atendido por la policía, fue escoltado a la comisaría de Algeciras.