Activistas kurdos trataron de impedir este 13 de mayo que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, llegara a una cena con la primera ministra británica, Theresa May, en la localidad de Reading (Reino Unido), informa el movimiento Kurdistan Solidarity Campaign. l dispositivo de la Policía británica, integrado por unidades montadas y motorizadas, logró frustrar el intento de los manifestantes de interceptar la comitiva del mandatario turco. La multitud acusó a Erdogan de agresiones contra el pueblo kurdo. Como resultado del enfrentamiento, un activista de 17 años resultó herido y tuvo que ser trasladado a un hospital.