Mientras Donald Trump está en Singapur, parece no querer poner fin al enfrentamiento que comenzó con sus aliados en la cumbre del G7. Una vez más, ha vuelto a criticar a la UE, la OTAN y a Canadá a través de Twitter.