El expresidente panameño, Ricardo Martinelli, arribó al aeropuerto de Miami (Estados Unidos) para ser extraditado a Panamá, el día de ayer 11 de junio. Durante su traslado, el exmandatario ha gritado: "Vamos a ver a la Sele", en referencia al equipo de fútbol de Panamá, que por primera vez toma parte en un Mundial. El 8 de junio Estados Unidos aprobó la extradición de Martinelli desde una cárcel de Miami donde estaba detenido desde el pasado 12 de junio.