El ministro de Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, ha anunciado su dimisión porque no acepta los planes de la primera ministra británica, Theresa May, de realizar un 'Brexit' "suave". Se trata de la tercera renuncia que sacudió a ese país en menos de 24 horas, después de que abandonaran sus cargos el que era responsable del proceso, David Davis, y otro integrante de ese departamento, Steve Baker.