Cámaras de vigilancia ubicadas en una calle de la ciudad china  de Ganzhou registraron el momento exacto en el que una niña de tres años fue secuestrada el pasado viernes por un presunto 'traficante de personas' que le había comprado unos 'snacks'. 

En las imágenes se ve a la menor caminando por la calle con una bolsa de unas golosinas y otros 'snacks', mientras el hombre se desplaza en moto a su lado. Según contó el padre de la niña, el secuestrador llevó a su hija al lado contrario de la calle para comprarle comida, informa The Sun. Aunque la niña se mostraba un poco reacia, en determinado momento el hombre la subió en la moto y se fue con ella.