Amnistía Internacional asegura tener pruebas de que miembros del Ejército son los responsables del asesinato de dos mujeres y sus hijos, pero el Gobierno de Camerún lo niega.

Las imágenes son tremendas.