Santiago de Chile es escenario de fuertes enfrentamientos entre la policía y activistas que se muestran contrarios al Estatuto Laboral Juvenil. Los estudiantes critican estas medidas porque, según ellos, merman su derecho a tener contratos indefinidos, a un horario adecuado y a vacaciones. Asimismo, denuncian que la iniciativa socava el empleo seguro y reduce los beneficios sociales. El proyecto se discute en el Congreso y debe incentivar la inclusión laboral de jóvenes de entre 18 y 28 años, según rt.