Algunos de los inmigrantes que se encontraban a bordo del Aquarius fueron transferidos a otros barcos italianos el miércoles antes de proseguir su viaje rumbo a Valencia, después de que los puertos italianos y malteses se negaran a dar permiso para que el buque atracara. Las imágenes muestran el momento en que algunos de los inmigrantes eran llevados a bordo de un barco italiano. El Aquarius rescató a 629 personas con la ayuda de los guardacostas italianos en dos operaciones diferentes. La embarcación debía atracar en Sicilia, pero el viceprimer ministro italiano Matteo Salvini respondió cerrando los puertos italianos y dijo que Malta debería recibir el barco. Finalmente ha sido España la que ha ofrecido un "puerto seguro" para el barco que rescató a los migrantes.