Las redes sociales vuelven a la carga contra las 'reverencias reales' de la primera ministra del Reino Unido. Theresa May tiene una particular forma de saludar a los miembros de la familia real británica, con lo que su extraña manera de inclinarse y pose la convierten en suculenta víctima para los tuiteros, según rt.