Experiencia es el nombre que damos a nuestras equivocaciones, que diría Oscar Wilde.