Una mujer interrumpió el cántico del coro de una iglesia argentina en la ciudad de Río Tercero, provincia de Córdoba, gritando: "¡Perdón! ¡Perdón! ¡Necesito que me saquen el auto!". La situación fue filmada desde el interior del establecimiento, aunque no se ve a la protagonista de la escena, pero sí se escuchan sus reclamos.

Este curioso hecho ocurrió durante el fin de semana en la Parroquia de la Merced, informa El Doce. Así las cosas, mientras los fieles se sorprendían ante la presencia de la señora, quien vociferaba con absoluta indignación, el coro religioso dejó de cantar.