Un ladrón logró atravesar un estrecho hueco en la persiana de una joyería en la ciudad china de Dongguan y robó joyas por valor de 340.000 yuanes (53,000 dólares estadounidenses).