El joven pescador británico Max Berryman, de 21 años, fue rescatado de urgencia en un helicóptero tras ser mordido gravemente en la pierna por un tiburón. El joven estaba pescando de arrastre en la costa de Cornualles en su barco cuando un marrajo sardinero quedó atrapado en las redes, informa The Guardian. Berryman fue mordido por esta especie de tiburón cuando quiso devolverlo al mar.

Los compañeros de tripulación de Berryman le auxiliaron esterilizando y curándole las heridas antes de que llegara un helicóptero de guardacostas con un paramédico a bordo. Tras ser atendido, Barryman fue subido al helicóptero y trasladado a un hospital.