Son los riesgos de la electrónica y de todos esos sofisticados artefactos que inventa el hombre blanco para, en teoría, facilitarnos la vida.

Este paisano dudaba un poco, pero le animaron y se llevó el susto de sus vida y un trompazo monumental.