Lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo, que diría B.B. King.