Un perro que corrió detrás de un coche que filmaba imágenes por las calles de la prefectura de Kagoshima (Japón) para Google Street View se ha vuelto un personaje popular en la Red.

Aparentemente, el aspecto extraño del automóvil de Google Maps —circula con una gran cámara de 360 grados en su techo— suscitó un gran interés al can nipón.