Galicia

El músico José Fernández 'Hal'.

PD

La Benemérita asegura que Javier Fernández, que padecía un trastorno bipolar y había encerrado a su mujer y su bebé, agredió a un agente

clipping

Se desata la polémica con la muerte del exbatería de Los Piratas por un disparo de la Guardia Civil

La viuda lo niega que el múscio la pegara, lo que no coincide con el relato d elos vecinos y habla de "mala práctica"

El Semanal Digital, 27 de agosto de 2015 a las 11:02
Hal, cariño, no permitiré que manchen tu nombre. Yo sé lo que nos querías. Te quiero y te querré

La versión de su viuda arroja aún más interrogantes sobre la muerte del exbatería del conocido grupo de los 90 Los Piratas, Javier Fernández, a causa del disparo de un guardia civil.

La Benemérita sostiene que fue un desgraciado accidente.

"Hal" -así era conocido-, sufría un trastorno bipolar y cuando los agentes llegaron a su casa estaba en ropa interior y fuera de control, gritando que iba a cortar a todos "en trocitos".

Según La Voz de Galicia -"El exbatería de Los Piratas abatido amenazó con «cortarlos a todos en trocitos»"-, había retenido durante horas a su mujer y el hijo de ambos, aún bebé, al que había amenazado con hacer daño. Ésta pudo escapar y avisar a una vecina del municipio de Ponteareas.

Los agentes intentaron que se calmara pero no hubo forma, y salió de la casa armado con un cuchillo y un tenedor. Al parecer se abalanzó sobre uno de los guardias civiles y le pinchó en la cara.

Tras un forcejeo el agredido disparó con la intención de darle en la pierna, pero el tiro se desvió y penetró en el abdomen. Fue trasladado al hospital pero allí murió en la tarde del miércoles.

Ante las informaciones aparecidas en la prensa, su viuda ha querido dar su versión en un comunicado: "Hal no agredió a ningún agente, hubo tensión pero no agresión. Fue también víctima de una mala práctica que desencadenó este terrible final", subraya.

Según Andrea S:

"Hal es una víctima. Primero víctima de un trastorno bipolar que estaba perfectamente controlado desde hace 10 años hasta que un psiquiatra tuvo la brillante idea de retirarle todo el tratamiento a pesar de que la familia le pedimos en dos ocasiones que no lo hiciese, ya que el complicado nacimiento del bebé le había afectado".

Y añade que "nunca fue un maltratador".

"Hal era la persona más cariñosa del mundo. Nos amaba con todo su corazón al bebé y a mí. Éramos completamente felices (....). Hal, cariño, no permitiré que manchen tu nombre. Yo sé lo que nos querías. Te quiero y te querré".



facebook

Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05