Guia Cultural

Las amistades peligrosas - Naves del Español

clipping

Las amistades peligrosas y la corrupción de menores

Aristócratas perversos y sus inocentes víctimas se convierten en banda de rock duro

José Catalán Deus, 05 de febrero de 2015 a las 18:06

Las amistades peligrosas (Les Liaisons dangereuses, y debería traducirse Las relaciones peligrosas) es una famosa novela epistolar escrita por Pierre Choderlos de Laclos sobre las malvadas peripecias de dos perversos aristócratas en vísperas de la Revolución Francesa de 1789, que estallaría precisamente contra la corrupción y degeneración de esa clase social a la que exterminarán con la guillotina. La versión que se estrenó ayer en Las Naves del Español tiene su principal gancho en la música en directo, con rock duro en la estela de Nina Hagen y apuntes jazzísticos poco afinados, y por supuesto, en la presencia de Carmen Conesa y Edu Soto, que esta vez están regulares en sus papeles. 

La publicidad de la pieza promete 'ver y vivir el teatro como nunca antes lo había hecho', pero es una exageración de campeonato. Esta historia escabrosa ha servido repetidas veces en las últimas décadas para llamar la atención, con cinco adaptaciones cinematográficas, tres televisivas y varias teatrales, la penúltima en forma de ópera y la última en 2012 en Buenos Aires también en formato musical. En 2001 se tradujo una versión inglesa dirigida por Ernesto caballero y protagonizada por Maribel Verdú (Tourvel), Toni Cantó (Valmont), Amparo Larrañaga (Merteuil), y en 2008 hubo otra versión a cargo de Diana de Paco, con música original de Salvador Martínez y dirección escénica de Antonio Saura.

Pero realmente esta denuncia de 1782 ya ha dado de sí todo lo que podía dar en un mundo donde el sexo extremo, la prostitución infantil y el abuso de menores de ambos sexos se han convertido en plagas planetarias. Lo que nació como moraleja contra la degeneración en las costumbres que aparejaba la desgracia a sus practicantes, nos llega ahora teñida de intrascendencia y banalidad. Para dar más mordiente al argumento se ha convertido la condena, en apología, y la pieza parece exaltar la seducción de una adolescente por puro divertimento, aunque Dario Facal defienda que 'nuestra lectura de la novela está centrada en destacar la desidia y la decadencia moral de la aristocracia, nos hemos alejado de la visión romántica que rodea al libertino para centrarnos más en su cinismo y su patetismo. Gracias a esto hemos revelado el enorme sentido del humor que subyace en la novela sin tener que renunciar a la crítica implacable'. Ni crítica ni implacable nos pareció sinceramente.

Es en la interpretación de los personajes protagonistas donde creemos que podría radicar el malentendido. Carmen Conesa hace de la malvada y retorcida Merteuil, un adalid feminista, una heroína contra el puritanismo. Edu Soto hace del malvado y cínico Valmont, un simpático don juan tenorio. Y a partir de ello, ya está sesgado el enfoque general. Poco importa que Mariano Estudillo haga un excelente Daceny y que Lucía Díez resulte muy creíble como la inocente Cecile, aunque luego lo estropee todo, forzada a convertirse en atracción semiporno.



Y no es que tengamos manía a Conesa y Soto, sino todo lo contrario. Ella ha hecho grandes cosas en el Centro Dramático Nacional en las últimas temporadas: en febrero de 2010 aportó su buen hacer a una 'Madre Coraje' de Gerardo Vera; estuvo en 'Münchhausen', de Lucía Vilanova, en 2011 (ver nuestra reseña); hizo el papel de Alexandra Hiddens, hija de Regina y Horace, en La loba de Lillian Hellman en 2012 (ver nuestra reseña); y protagonizó 'La Monja Alférez', de Domingo Miras, en 2013 (ver nuestra reseña).

Y él protagonizó excelentemente El lindo don Diego con la Compañía Nacional de Teatro Clásico en 2013 (ver nuestra reseña) y tuvo buenas actuaciones en el CDN en los montajes de 'Montenegro' (las tres Comedias Bárbaras de Valle Inclán -Águila de blasón, Romance de lobos y Cara de Plata- ese mismo año (ver nuestra reseña) y de 'Como gustéis' de Shakespeare el año pasado (ver nuestra reseña).

O sea que, o bien el director quería una cosa y exigía otra de sus actores, o bien los actores se han metido en camisa de once varias haciendo una lectura 'modelna' de unos personajes odiosos. Añadamos para compensar que bien, muy bien diríamos que resultan la Tourvel de Iria de Río y la  Volanges de Lola Manzano.



El planteamiento escénico acierta en no pretender modernizar el texto ni actualizar los diálogos, y se apoya en un vestuario de época de espléndida factura, diseñado por Guadalupe Valero y realizado por Eva San Miguel. Pero la escenografía es tan pobre que ni figura en los créditos. Todo el protagonismo lo ejerce la música, destacable aportación del actor Mariano Estudillo, perfecto ejemplo de lo importantes que son los conocimientos musicales para un actor en estos tiempos. Debido a que los actores cantan y tocan casi tanto como hablan, y a que la microfonía juega un papel esencial en la narración, -distinguiendo diálogos de relatos, palabras de pensamientos, charlas de cartas-, el sonido es fundamental en el montaje y lo asegura con gran pericia Álvaro Delgado.

Pianola, guitarras eléctricas, batería y saxofón 'hablan' todo el tiempo, aunque a menudo sea por medio de simples rasgueos, mamporreos y redobles un tanto prolijos. Pero cuando llegan las seis sucesivas piezas musicales entonces se nota y se nota de maravilla que el elenco ha sido bien entrenado en simular una banda de rock duro de los años 80, que busca un fuerte contraste 'entre lo kitsh, el rigor histórico y un espacio escénico inspirado en los conciertos contemporáneos, la convivencia entre la antigüedad y lo tecnológico, lo que permite trascender la trama sin traicionarla' en palabras del director. No estamos seguros de que el rock duro aporte valor añadido a la pieza sobre lo que hubiera aportado buena música barroca. Pero sí aporta cierta aureola trasgresora, más nostálgica que otra cosa.

La obra está concebida como un retablo en el que los personajes permanecen
frente al espectador durante toda la representación, creando segundos planos que
permiten seguir la evolución emocional de cada uno. Y en ella el protagonismo lo ejerce la música en directo, que subraya emociones y explota en las principales peripecias.

Estas amistades peligrosas vienen de Toledo y Málaga y han gozado de amplia gira tras su estreno en 2013 en los festivales de Alcalá y Almagro. Y nadie que sepamos se ha quejado antes de esta marquesa y este vizconde tan lamentablemente molones, con lo cual a lo peor erramos. En el estreno, la habitual claque de risitas cómplices estuvo especialmente molesta y empieza a ser necesario que las compañías adviertan a sus fans para que tamaña estulticia no resulte contraproducente.

La obra tiene mérito y aciertos, sin duda. Es una buena y cuidada producción, y el rendimiento musical del reparto es de lo mejor que se ha visto por estos lares. El último número musical es grandioso y sin duda empuja al público a redoblar sus aplausos y olvidarse de disquisiciones entre el bien y el mal, pues para la mayoría todo da lo mismo y todo vale, y hasta engañar con premeditación y alevosía a una menor puede tener gracia. Maldita la gracia.

Aproximación al espectáculo (del 1 al 10)
Interés, 6
Concepto, 6
Texto, 7
Dirección, 7
Interpretación, 7
Escenografía, 5
Música y sonido, 8
Producción, 8
Documentación para los medios, 8
Programa de mano, 7


Naves del Español - Sala 2
Las amistades peligrosas, de Choderlos de Laclos
Traducción y adaptación: Javier L. Patiño y Darío Facal
Dirección: Darío Facal
Del 4 de febrero al 8 de marzo de 2015

Reparto

Merteuil, Carmen Conesa
Valmont, Edu Soto o Cristóbal Suárez
Tourvel, Iria de Río
Cecile, Lucía Diez
Danceny, Mariano Estudillo
Volanges, Lola Manzano

El papel de Vizconte de Valmont estará interpretado por Edu Soto los días:
Febrero: X4, J5, V6, S7, D8, M10, X11, J12, V20, S21, D22, V27, S28.
Marzo: D1, M3, X4, J5, y por Cristóbal Suárez los días: Febrero: V13, S14, D15, M17, X18, J19, M24, X25, J26. Marzo: V6, S7, D8.

Ficha artística
Iluminación Manolo Ramirez
Sonido Álvaro Delgado
Diseño Vestuario Guadalupe Valero
Realización Vestuario Eva San Miguel
Diseño Peluquería Chema Noci
Maestra de Esgrima Rosibel Vindel
Efectos Especiales The Stunt Club
Fotografía Ana Himes y Daniel Pérez
Vídeo promocional The Other Side Fims
Diseño Gráfico Thomas Schulz
Diseño Iluminación Juanjo Llorens
Dirección Musical Mariano Estudillo
Distribución Salbi Senante
Jefe técnico Álvaro delgado
Gerencia y Regiduría Cristina Otero
Dirección de Producción Elena Martínez
Ayte. de Dirección Javier L. Patiño
UNA PRODUCCIÓN DE METATARSO

Horario De martes a sábado, 20.30h. Domingos 19.30h.
Precio Martes, miércoles y jueves 15€. Viernes, sábados y domingos 20€.



facebook

José Catalán Deus
José Catalán DeusEl editor de la Guía Cultural ha vivido una larga carrera profesional en la que ha alternado puestos de dirección en diarios y revistas (Interviú, El Independiente...) con el trabajo como reportero y comentarista. Durante una década fue corresponsal en Londres y en Roma, y también ejerció el periodismo en estancias en París y Tirana. Ha sido corresponsal en Madrid de CNN Interactive y otros medios americanos. Actualmente, además de ejercer la crítica cultural en 'Periodista Digital', escribe libros regularmente y es analista de temas globales en diversas publicaciones digitales e impresas.
Recomendaciones de la Guia Cultural

Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05