Arte y cine. 120 años de intercambios - CaixaForum Madrid

¿Qué debe el cine a las otras artes que le precedieron? ¿Qué ha aportado el llamado séptimo arte a los seis anteriores? ¿Hasta qué punto el cine fue concebido como un arte tanto plástico como narrativo? Arte y cine, un flujo ininterrumpido de influencias e intercambios mutuos. Esa es la tesis de la propuesta de CaixaForum, un paseo visual por la porosidad entre diferentes disciplinas artísticas.

La exposición organizada por la Obra Social ”la Caixa” en colaboración con La Cinémathèque Française, invita al espectador a un juego de relaciones y asociaciones 'que cambien nuestro punto de vista sobre películas y obras de arte que forman parte de nuestra memoria visual'. El comisariado de la misma ha corrido a cargo de Dominique Païne, director de la cinemateca parisina de 1991 a 2000, de 2000 a 2005 director de Desarrollo del Centro Pompidou, y actualmente crítico y comisario independiente, que no ha dudado en afirmar que de todas las muestras que ha realizado esta es la más bella.

Païne dice haberse regido por dos criterios: basarse en los fondos de la Cinemateque y dejarse conducir por su propio gusto para realizar 'una' historia del cine, no 'la' historia, una posibilidad entre tantas. 'Mi sueño era no poner textos explicativos, inclouson suprimir las paredes, mostrar la relación entre lo que se expone como sifuera un film, en el que no se repara en cada fotograma sino en el efecto completo... Éclairs de la ressemblance' que diría Cocteau'. Relámpagos de la semejanza.

La muestra se ha estructurado en nueve apartados cronológicos que permiten realizar un travelín por décadas, desde el cine primitivo hasta el cine digital y la imagen construida. Los hermanos Lumière aparecen junto a los maestros del impresionismo, Chaplin con los artistas de vanguardia, Dalí con Hitchcock, Jean-Luc Godard con Andy Warhol e Yves Klein..., hasta llegar a la época de las instalaciones y del videoarte. La selección de los materiales expuestos incluye desde films, videoproyecciones y videoinstalaciones, pasando por carteles, pinturas, dibujos, grabados y fotografías, hasta objetos, vestidos y libros de artista. Colmará las perspectivas de todos los aficionados al Séptimo Arte, que deben ser a estas alturas la inmensa mayoría de la población terráquea.

El 80% de lo expuesto procede de los fondos de La Cinémathèque française, y se ha complementado con varias obras de la Colección ”la Caixa” de Arte Contemporáneo, y con piezas procedentes de otras colecciones, galerías y museos. La cinemateca francesa fue fundada en 1936 y la Filmoteca Española en 1953. Cuenta Païni que fue el primer caso de un museo que se creaba sin nada que ponerle dentro, pero que fue un paso necesario para comenzar a considerar a las filmaciones cinematográficas como obras de arte: si hay un museo del cine, será que el cine es arte. Duchamp revisitado.

Dentro de su programación cultural, la Obra Social ”la Caixa” viene dedicando atención al cine, que, junto con la fotografía, constituye una de las formas artísticas más características del siglo XX, con muestras retrospectivas de los directores Charles Chaplin, Federico Fellini y Georges Méliès, y compañías pioneras como Pixar. También realizó El efecto del cine. Ilusión, realidad e imagen en movimiento, que reflexionaba sobre el impacto del cine en la construcción de nuestra cultura visual. Esta 'Arte y cine' ya fue expuesta en Barcelona.

El despliegue expositivo está bien trazado para abrirse camino en un laberinto que incluye 349 piezas expuestas, con proyección de 56 películas enteras o fragmentos de ellas, y diez vídeo-instalaciones, junto con 203 pinturas, dibujos, grabados y fotografías, así como 52 carteles y algunos otros objetos como programas, vestidos o libros de artista. No obstante resulta complicado asimilar la avalancha visual y parece acertado el consejo del comisario, ir directos a la impresión de conjunto.

El diálogo entre artistas de las vanguardias históricas y cineastas descubre asociaciones sorprendentes entre nombres esenciales, un centenar de personajes, entre ellos Luis Buñuel, Marc Chagall, Charles Chaplin, Jean Cocteau, Salvador Dalí, Marcel Duchamp, Serguéi M. Eisenstein, Max Ernst, Henri Foucault, Jean-Luc Godard, Alfred Hitchcock, Yves Klein, Fritz Lang, Fernand Léger, Roy Lichtenstein, Auguste y Louis Lumière, David Lynch, Claude Monet, Eadweard Muybridge, Francis Picabia, Pablo Picasso, Aleksandr Ródchenko, José Val del Omar y Andy Warhol. Muchos, muchos nombres conocidos, quizás demasiados.

Quizás la excesiva presencia francesa no está suficientemente contrastada y resulta sin duda desequilibrante. Es una historia de 120 años de intercambios entre arte y cine, pero con la cultura francesa de gran protagonista. Una mayor presencia americana, europea y ¡española!, reduciendo asuntos secundarios del país vecino, hubiera mejorado el resultado final, que en todo caso será un festín inolvidable e imprescindible para cinéfilos maduros.

A partir de la publicación del Manifiesto de las siete artes en 1911 se ha venido denominando al cine como el séptimo arte de una lista que sería: 1º La arquitectura, 2º La escultura, 3º La pintura, 4º La música, 5º La danza, 6º La poesía/literatura y 7º El cine. Con el tiempo han aparecido las denominaciones octavo arte, noveno arte, décimo arte, etc., para elevar a esta máxima categoría al cómic, la fotografía, la televisión, la publicidad, los videojuegos, y hasta los tatuajes. La clasificación ya va como sigue: 8º La fotografía, 9º El cómic y 10º Los videojuegos. Cuanto más se dice que el arte ha desaparecido, más arte tenemos. Paradojas de la sociedad de masas.

Aproximación a la exposición (del 1 al 10)
Interés: 6
Despliegue: 7
Comisariado: 6
Catálogo: 7
Documentación a los medios: 8
Programa de mano: 7


CaixaForum Madrid (Paseo del Prado, 36)
Arte y cine. 120 años de intercambios
Comisariado: Dominique Païni
Del 26 de abril al 20 de agosto de 2017

CONFERENCIA
Miércoles 26 de abril · 19.30 h
A cargo de Dominique Païni, comisario de la exposición.
Precio por persona: 4 €