Protagonist - Teatrol del CaNAL

No apto para 'mayores'; no apto para 'normales'; no apto para buscadores de belleza y racionalidad. Apropiado para sentirse a la última en danza, y poder contar que los movimientos espasmódicos han dejado paso a los simiescos, que el medio crispado es el mensaje caótico, que no se sabe si vamos o venimos del principio de los tiempos. Un espectáculo de alto nivel, de cierto interés y de connotaciones bastante deprimentes. Optimismo, pensamientos positivos, alegría razonable y felicidad de vez en cuando: buscar en otro lado.

'Protagonist', o sea protagonista, dice ser una parábola sobre los vínculos y el afecto, pero también sobre el aislamiento; una historia sobre la manera como socializamos y adoptamos un papel en público. Y  de como el instinto y la fortaleza interior serán fundamentales para encontrar nuestro lugar, para encontrarnos.

Lo que vemos es un grupo de jóvenes con el uniforme zarrapastoso de la aldea global y al fondo una estructura de tuberías metálicas a una altura, entre finos neones que mutarán de color e intensidad, sobre un suelo neutro surcado por varios bordillos horizontales. Son 14 y comenzarán evolucionando al compás de 'Revolution', la canción con la que un cantante de última moda irrumpió en su país en 2015. La canción es, como toda la propuesta, y como toda la música pop, simplona y pretenciosa: 'cayendo / estamos cayendo / las palabras escritas / ahora carecen de valor / pero las mentiras te herirán / sopórtalo / ni rastro de bondad humana / sopórtalo / comenzemos una revolución / que hermoso / que es / comenzemos una revolución / corriendo con una corona en la cabeza / una resolución / escrita en tus manos / Y las mentiras no te herirán más / la ciudad esta en llamas pero es hermoso / revolución / la ciudad esta en llamas, ¿no la quemarias entera?'. Y los bailarines harán el coro al final: 'Oh, oh, revolution / oh, oh, revolución / oh, oh, revolution / oh, oh, revolución'.

Jefta van Dinther, ciudadano del crisol europeo, afirma que es una historia muy personal, una historia íntima y al mismo tiempo 'un llamamiento al cambio, una maniobra contra la inmovilidad' ¿Un levantamiento social? No, no se asusten: 'Creo que los levantamientos comienzan dentro de cada individuo. En la forma en que nos relacionamos con nuestro entorno, con nuestros amigos, con la familia, en nuestra propia casa. Pero, antes que nada, importa la manera en que nos relacionamos con nosotros mismos. Encontrar nuestro lugar en la sociedad consiste básicamente en conseguir ser la persona que queremos ser. Protagonist es un viaje: nos invita a luchar y a esforzarnos, a soñar y a tener esperanza. Pero en algún lugar a lo largo del viaje, las personas que están en escena escogen otro camino: en un sentido evolutivo, retroceden para reconectarse con lo que les rodea.... No podemos volver a la naturaleza, en un sentido puro, pero ¿qué pasaría si lo intentásemos? La regresión también puede entenderse como una especie de desobediencia civil, una forma de resistencia'.

Durante un tiempo que parece infinito el grupo de jóvenes divaga sin rumbo, se juntan y separan aleatoriamente, se sientan, se tumban, se agrupan sin orden ni concierto, con movimientos muy sugerentes que no se parece a ninguna coreografía que hayamos ya visto, movimientos de la vida corriente que se paran y activan de golpe, como movidos por un software que el gran programador activara y desactivara caprichosamente.

Y en algún momento la esencia de sus movimientos, el ritmo y la cadencia comienzan a cambiar; primero, en este; luego, en aquella. En algún momento, muchos minutos después, el espectador más avispado caerá en la cuenta de que son movimientos simiescos, y pronto todos son simios que corretean, se columpian, se relacionan como lo hacen los primates, sin ningún sentido práctico, como en un eterno juego. Ya todo el mundo piensa en 'El planeta de los simios' y los simios, machos y hembras, se van desnudando y prosiguen desnudos sus eclécticas evoluciones durante largo rato entre penumbras, mientras suena 'Says' de Nils Frahm, música reiterativa, hipnótica, de uno de los nuevos clásicos del siglo XXI, procedente de su ámbum Spaces (2013).

Los monos, los simios, los babuinos, los orangutanes, los chimpancés o cualesquiera categoría a la que pertenezcan (¿podrían ser Australopithecus africanus?), proseguirán sus vanas correrías. Pero algunos iniciarán movimientos que ya no son simiescos, que son los del inicio de la pieza, que indican que están recuperando el programa que les ordena. Y todo terminará fundido en negro, y algún tiempo después los catorce protagonistas aparecerán enfundados en batines en el escenario iluminado para recibir el largo y sentido homenaje de un público entusiasta.

Van Dinther es hijo de padres misioneros cristianos 'pero Dios nunca me habló y desconfiaba de las expresiones que adoptaron sus prácticas. Ahora me pregunto si ésa es la causa por la que me hice coreógrafo. Para mí la coreografía es una forma de encontrarme con personas, de creer en algo, incluso algo más allá del mundo material. Ahora me doy cuenta de que muchas de mis actuaciones pueden considerarse como una especie de rituales nuevos, como otras formas de congregarse'.

Para él, la voz es la protagonista en Protagonist, la que sostiene y hacer fluir la pieza. Y por eso nos entrega su mensaje, cuidadosamente traducido al español: una poesía que habla de escuchar una voz insistente que se convierte en rugido, de unos sentimientos propios que nos son ajenos, de una oscuridad a la que hay que asomarse. Una pieza interesante con coreografía innovadora y montaje excelente. Una pieza balbuceante y ampulosa, oscura y triste, nihilista. Las dos cosas. Una representación excelente de las tribulaciones y contradicciones de la generación emergente, de sus intentos por encontrar un lenguaje de efectos especiales que sustituya a la articulación racionalista, unos esfuerzos que podemos juzgar con el mismo desprecio y suficiencia con que la generación anterior a la nuestra juzgaba a los Beatles y al Living Theatre, los happening y el sex&drugs&rock'nroll.

Jefta van Dinther por segunda vez dirige una pieza para el Cullbergballetten, compañía fundada en 1967 por Birgitt Cullberg, la madre de ese gran coreógrafo que es Mats Ek. En su última etapa, como Compañía Nacional de Danza de Suecia, ha dado un cambio radical, pasando del ballet clásico a producir a piezas juveniles rompedoras. En el marco de una larga gira europea estuvieron en Sevilla y Barcelona antes de venir a Madrid. 'Yo diría que Protagonist es privada y absolutamente ficticia, es honesta y artificial al mismo tiempo', dice Jefta. Jóvenes de la opulenta Suecia retornando a las cavernas. Ahí lo dejamos.

Aproximación al espectáculo (valoración del 1 al 10)
Interés: 7
Coreografía: 7
Música: 7
Interpretación: 8
Escenografía e iluminacion: 7
Vestuario: 7
Programa de mano: 7
Documentación para los medios: n/h


Teatros del Canal
Sala Roja
JEFTA VAN DINTHER / CULLBERG BALLET
Protagonist
14/02/2018 - 15/02/2018

Coreografía, dirección y texto - Jefta van Dinther 
Diseño e iluminación - Minna Tiikkainen
Música y diseño sonido - David Kiers
Voz - Elias Sahlin

Con Adam Schütt, Anand Bolder, Camille Prieux, Daniel Sjökvist, Darío Barreto Damas (invitado), Eleanor Campbell, Georges Hann, Gesine Moog, Giacomo Citton, Katie Jacobson, Linda Adami (invitada), Núria Guiu Sagarra, Suelem de Oliveira da Silva, Unn Faleide, Vincent Van der Plas

Estreno en la Comunidad de Madrid
Desde 14 €
Duración: 1 hora
En inglés sin sobretítulos. Se entregará un resumen del argumento con el programa de mano.
14 de febrero: encuentro con el público tras finalizar la función.