Carta al padre - Teatros Luchana

En 1919 un joven judío checo que se iniciaba en la literatura se explayó en un alegato anti paterno muy formalista, desempolvado a mitad del pasado siglo que ahora puesto en escena resulta lejano, muy distante. Una dramaturgia mínima para que no pueda hablarse de monólogo, un intérprete que declama correctamente y una escenografía mínima pero eficaz que es lo mejor de la pieza, completan una función que se deja ver sin mayor trascendencia.

Carta al padre (en alemán Brief an den Vater) es el nombre dado comúnmente a la carta que Franz Kafka escribió a su padre Hermann en noviembre de 1919, criticándolo por su conducta con él desde su nacimiento. El texto denuncia un padre opresor al que el hijo culpa de sus males, aunque al final, en una pirueta literaria, reconozca que su progenitor podría esgrimir razones exculpatorias: 'Querido padre: Hace poco tiempo me preguntaste por qué te tengo tanto miedo. Como siempre, no supe qué contestar, en parte por ese miedo que me provocas, y en parte porque son demasiados los detalles que lo fundamentan, muchos más de los que podría expresar cuando hablo. Sé que este intento de contestarte por escrito resultará muy incompleto', se inician el centenar de cuartillas que nunca llegarían al destinatario.

El pobre Kafka -de constitución débil y aspecto poco agraciado, tímido y atormentado, enfermizo y solitario, vivió poco -41 años- y a caballo del cambio de siglo entre el XIX y el XX. Cuando murió en 1924 tras una terrible tuberculosis, el imperio austro-húngaro acababa de ser vencido y destruido tras la primera guerra mundial. Sus novelas El proceso (Der Prozeß) y El castillo (Das Schloß), publicadas póstumamente, y el relato La metamorfosis (Die Verwandlung) están considerados cumbres de la literatura del siglo XX, captación premonitoria de sus angustias existenciales. En 2011, el ciclo Una Mirada al mundo nos trajo una adaptación teatral de El Proceso (ver nuestra reseña de entonces), un kafka a la octava potencia de Andreas Kriegenburg, que se ocupaba además de la dirección y la escenografía. Tres horas inolvidables. En 2012 el Español estrenó 'Josef K. torturado' (ver nuestra reseña), un remedo de Javier Ortiz sobre esta misma obra bastante desafortunado. En 2013, el Centro Dramático Nacional patrocinó un notable montaje, 'Kafka enamorado' (ver nuestra reseña), de Luis Araújo, con dirección de José Pascual, que siendo ficción aproximada sobre su vida sentimental, conseguía despertar interés. Estas son las referencias kafkianas anteriores vistas por aquí.

El término kafkiano se usa en el idioma español para describir situaciones insólitas, por lo absurdas y angustiosas. Nada menos kafkiano que la dramaturgia con que Sanchis Sinisterra nos presenta la obra. Ciertamente el texto es plano, poco afortunado, demasiado literario, más un estadillo burocrático que un  desgarro paternofilial. Pero además, Jorge de las Heras nos lo presenta de una forma tan sosegada que resbala fluida y ordenadamente por la atención del espectador, en un papel bien largo y difícil, todo hay que decirlo. Se dirige a su padre, de espaldas sentado en un sofá, y este apenas interviene con algún gruñido y respingo, llenando el aire de volutas de humo, simulando indiferencia y desprecio ante el interminable soliloquio que la madre presencia desde una mecedora en el extremo de la habitación, de la que se levantará dos veces para acercarse al hijo con gestos de cariño distante. Rafa Nuñez tendrá una acertada presencia final cuando el padre Herman responda al hijo Franz, antes de hacer mutis por la misma puerta que ha entrado el público asistente.

La pobreza de la producción debe estar en consonancia con los emolumentos y la tónica general del Grupo SMedia, que gestiona siete teatros comerciales históricos de la capital con una excesiva economía de medios. Se entra tarde a la sala, no hay programa de mano, se oye mucho ruido exterior, todo parece mucho más modesto de lo exigible.

Víctor Boira y Jorge de las Heras organizan correctamente los elementos disponibles pero no pueden convertir este texto y su escueta adaptación en algo sugerente, intrigante: en una pieza kafkiana. Quizás sea imposible. Las cuitas de Franz parecen a veces rebuscadas, obsesivas, culpabilizadoras, máxime en aquella época de padres omnipoderosos y autoritarios. Ni llorando nos conmueve. Este no es el Kafka que esperábamos.

Aproximación al espectáculo (del 1 al 10)
Interés, 6
Dramatización, 6
Dirección, 6'5
Interpretación, 7
Escenografía, 6'5
Producción, 5


Teatros Luchana
CARTA AL PADRE
Texto de Franz Kafka
Dramaturgia: José Sanchis Sinisterra
Dirección Artística: Víctor Boira y Jorge de las Heras
Dirección de Actores: Víctor Boira
Reparto: Rafa Núñez (Herman Kafka) y Jorge de las Heras (Franz Kafka)
Producción ejecutiva: Jorge de las Heras
Producción: Virginia Rodríguez
Dirección Técnica: Pedro Pablo Melendo
Espacio Sonoro: Jorge de las Heras
Escenografía: Olga López León
Prensa: Lemon Press

HORARIOS: Sábados – 19:00
PRECIO: desde 14€.