la tabernera del puerto - Teatro de la Zarzuela

Las circunstancias pueden deslucir un espectáculo. Y el previo, tendencioso y demagógico panfleto leído sin pedir permiso por el personal huelguista del Teatro de la Zarzuela, más la prolongación excesiva del espectáculo, hicieron que esta versión de 'La tabernera del puerto' quedara un tanto gafada. La zarzuela u ópera española está hoy inmersa en una de sus estúpidas e incongruentes crisis, y la pieza de Sorozábal de 1936-1940 -que fue denominada la última del género- viene a recordarnos lo difícil que va a ser que remonte.

Las doce funciones previstas han quedado reducidas a dos por obra y gracia del Comité de Empresa del del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que estás empeñado en un calendario de paros abusivo de esta guisa y extensión:

-5, 9, 11, 12, 13, 16, 17, 18, 19 y 20 de mayo. "La tabernera del puerto", Teatro de la Zarzuela.
-9 de mayo. "Concierto solidario Feder", Auditorio Nacional, Sala Sinfónica.
-9 y 19 de mayo. "Un idioma propio", Sala de la Princesa, Teatro María Guerrero.
-9 y 19 de mayo. "El burlador de Sevilla", Teatro de la Comedia.
-9 y 19 de mayo. "El concierto de San Ovidio", Teatro María Guerrero.
-19 de mayo. "Helliot", (Ciclo Una Mirada Diferente), Teatro Valle-Inclán.
-19 de mayo. "Fauré y Ravel", de la Orquesta Metropolitana y Coro Talia, Sala Sinfónica, Auditorio Nacional.
-19 de mayo. "Iñaki Alberdi con Musikene Master String Orchestra", Ciclo de Cámara de la Universidad Politécnica de Madrid, Sala de Cámara, Auditorio Nacional.

La Sección Sindical Estatal de CCOO en el MECD añade: 'El Ministro Méndez de Vigo y el Secretario de Estado Benzo siguen teniendo sencillo evitar todas estas movilizaciones. Basta con que retiren el Real Decreto y convoquen una mesa negociadora con todas las partes presentes y sin imposición de hechos consumados. Aunque es posible que no tengan ellos el poder sobre ese Real Decreto y sea algún tercero ajeno a la Cultura Pública quien esté manejando los hilos'. Y tiene la desfachatez de rubricar su atentado contra el público cultural con esta consigna: 'Por una Cultura Popular de calidad', ocultando que lo único que les mueve es la defensa de situaciones laborales de privilegio, la ausencia de planteamientos solidarios con otros sectores culturales, y una visión obsoleta y gremial de la actividad cultural que ha perjudicado enormemente en los últimos años la calidad del género ante la creciente competitividad en el mundo del espectáculo y del entretenimiento.

Siendo bien cierto el burocratismo que aflige a la administración española, y en concreto la falta de agilidad del INAEM, es más cierto aún que estas actitudes no solucionan nada y agravan todo.

Así que la segunda función de 'La tabernera del puerto', romance marinero en tres actos con música de Pablo Sorozábal y libreto de Federico Romero Sarachaga y Guillermo Fernández-Shaw Iturralde se inició tocada. Ese indefinible ambiente de inestabilidad que distingue los montajes armónicos de los alterados dominó todo el primer acto, no consiguió cambiar el barrunto de galerna con la sucesión de populares números del segundo acto, y llegó al tercero un tanto al pairo, con deserciones entre el público minoritarias pero significativas.

La dirección de Mario Gas es extremadamente convencional. Se limita en la parte actoral a conseguir del elenco en las partes habladas no caer en ampulosidades recitativas pero ignora que hay un texto en verso bien notable que merecería no hacerlo prosaico. Y en el montaje escénico a seguir mal que bien unos bocetos y figurines muy realistas de esa pareja tan encumbrada en nuestros lares que forman Ezio Frigerio y Franca Squarciapino, cuya trayectoria además se homenajea en el vecino Museo Thyssen, y cuyo resultado no es tan brillante como sobre el papel.

Nada especial en la puesta en escena de los dos actos que vimos y nada especial en la música a la que servían de envoltorio en relación a la versión de 2006-2009 (ver nuestra reseña de entonces) de Luis Olmos y Miguel Roa, con escenografía de Gabriel Carrascal, y José Bros en el reparto.

En esta ocasión, la dirección musical a cargo de Josep Caballé-Domenech, resultó más que discreta; la orquesta se limitó a acompañar a los cantantes, y estos estuvieron aceptables. Sabina Puértolas y Ángel Ódena esforzándose en la potencia que tanto gusta al público del género, pero descuidando la expresividad y los matices de sus personajes. Correcto Antonio Gandía en su Leandro y estupenda Ruth González en su Abel.

Una jornada con aires luctuosos en espera de que la galerna amaine y se aleja por barlovento.

Aproximación al espectáculo (valoración del 1 al 10)
Interés: 6
Dirección musical: 6
Dirección artística: 7
Voces: 6
Orquesta: 6
Coro: 6
Actuación: 7
Escenografía: 7
Producción: 6


Teatro de la Zarzuela
'La tabernera del puerto'
Música de PABLO SOROZÁBAL
Libreto de Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw
Estrenada en el Teatro Tívoli de Barcelona, el 6 de mayo de 1936 y en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, el 24 de marzo de 1940.
Nueva producción del Teatro de la Zarzuela

Dirección musical
    Josep Caballé-Domenech
Dirección de escena
    Mario Gas
Escenografía
    Ezio Frigerio con Riccardo Massironi
Vestuario
    Franca Squarciapino
Iluminación
    Vinicio Cheli
Movimiento escénico
    Aixa Guerra
Proyecciones
    Álvaro Luna

Reparto
Marola - Sabina Puértolas
Juan de Eguía -    Ángel Ódena
Leandro - Antonio Gandía
Simpson - Rubén Amoretti (
Abel - Ruth González,
Antigua - Vicky Peña
Chinchorro - Pep Molina
Ripalda -Ángel Ruiz
Verdier - Abel García
Fulgen - Carlos Martos
Senén - Didier Otaola

Orquesta de la Comunidad de Madrid
    Titular del Teatro de La Zarzuela
Coro del Teatro de La Zarzuela. Director: Antonio Fauró

El Teatro de la Zarzuela y el Museo Thyssen-Bornemisza organizarán conjuntamente una exposición dedicada a la obra escénica de Ezio Frigerio y Franca Squarciapino. La exposición se presentará durante el mes de mayo en la sede de Madrid del Museo Thyssen-Bornemisza.