Sangre. Pixabay/ Imagen ilustrativa

Los oncólogos están embarvados ahora en desarrollar métodos más eficaces y sencillos para diagnosticar un cáncer en las fases más precoces posibles. El cerco se estrecha gracias a los estudios que se están realizando sobre el ADN presente en sangre para localizar esta dolencia.


Lo cuenta Ainhoa Iriberri en El Español, quien se hace eco de los últimos avances adelantados en el congreso anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Médica, que se celebra estos días en Chicago con la asistencia de más 30.000 oncólogos.


En este encuentro, asistentes como Cindy Perettie, jefa de la Estrategia de Oncología de Roche, subraya que


Llegará un día en que la biopsia será sólo de sangre, lo que va a cambiar todo.


Pero ahora, como destaca el mencionado artículo,

El clamor del que todos hablan trata sobre los primeros resultados del ensayo CCGA, un multitudinario estudio que pretende demostrar la validez del análisis del ADN circulante en la sangre como método de detección precoz del cáncer.


David Graham
, experto de la Sociedad Estadounidense de Oncología Médica, señala que


Estamos un paso más cerca de ser capaces de detectar el cáncer de pulmón a partir de un simple análisis de sangre. Aunque todavía queda tiempo para el ADN circulante en sangre puede ser usado para detectar el cáncer a gran escala, esta investigación sirve de base para el desarrollo de futuros test.


Sobre los avances en medicina que redundan en la búsqueda de la calidad de vida y la longevidad, la Fundación Vidaplus ya prepara en Madrid la segunda edición del Congreso Internacional de Longevidad y Criopreservación.


En la charla inaugural de la primera edición, Txetxu Mazuelas, presidente de Vidaplus, destacaba que el objetivo de esta iniciática era dar a conocer todo lo relativo al trabajo que muchos expertos hacen a favor de la longevidad.