Motor
Jaguar I-Pace The Motor Lobby

El Jaguar I-Pace pertenece a un grupo poco común. De hecho, se trata de un vehículo único en su especie. Es un SUV eléctrico que ofrece las prestaciones de un vehículo deportivo, que incluye tecnología de inteligencia artificial y acomoda con solvencia a cinco pasajeros. Con su autonomía de 500 kilómetros y su carga en 40 minutos, es una opción exclusiva en el mercado.

Equipa dos propulsores eléctricos que desarrollan en conjunto nada menos que 400 CV de potencia y 690 Nm de par, con los que consigue acelerar de 0 a 100 km/h en 4.8 segundos. Tiene un motor por eje, que están asociados a una transmisión de velocidad y un diferencial. Con ello, se busca la máxima semejanza a la tracción total. Como depósito tiene baterías de 90 kWh de ion-litio, situadas en el centro.

Las baterías se pueden recargar de 0 al 80% de su capacidad en 4o minutos, si contamos con un cargador rápido (corriente continua de 100 kw). En caso de que sea un cargador de pared de corriente alterna de 7kW, tendremos que esperar alrededor diez horas para llegar al 80%. Para quienes busquen una opción más tradicional, pueden optar por el E-Pace.

Estéticamente, la figura está basada en el Jaguar C-X75. Una gran pista en la que se ven las trazas de un vehículo muy deportivo, con un capó corto y bajo, un techo muy aerodinámico y luneta trasera curva, con lo que consigue u coeficiente aerodinámico, llegando a un 0.29 de Cd.

Tiene una longitud de 4.68 metros, por lo que puede dar una cómoda acogida a cinco pasajeros. En las plazas traseras tiene 890 mm para las piernas, y como no tiene túnel de transmisión, se genera un espacio de almacenamiento den el centro de 10.5 litros. Los espacios se han aprovechado con ingenio; cuenta con una mesa y un hueco para guardar el ordenador portátil bajo los asientos. Por su parte, el maletero tiene 656 litros de capacidad y con los asientos abatidos se llega a los 1.453 litros.

Jaguar ha creado su plataforma más rígida hasta la fecha, con un nuevo chasis de aluminio EV, que ubica las baterías entre los dos ejes. Esto permite una distribución del peso 50:50 y baja el centro de gravedad 130 mm sobre el F-Pace. En la parte delantera, tiene una suspensión de doble triángulo y en la trasera una configuración multibrazo o multilink. Opcionalmente tiene una suspensión neumática y modos de conducción configurables

En el habitáculo se puede elegir piel de grano fino Windsor o un tejido nuevo, que sigue en la línea medioambiental del motor eléctrico, desarrollado con material de alta calidad que tiene lana con tela de gamuza reciclada. El techo panorámico tiene unas generosas dimensiones, con lo que consigue una buena iluminación interior. El cristal del techo y el de las ventanas incorporan un filtro que absorbe los rayos ultravioleta, para conseguir un interior fresco sin necesidad de cristales tintados ni cortinillas.

En cuanto a la tecnología, el Jaguar I-Pace es el primero en incorporar el sistema de entretenimiento Touch Pro Duo, que tiene un uso intuitivo de pantallas táctiles, sensores capacitivos y controles físicos. El sistema de navegación EV muestra el itinerario a seguir, además de calcular la autonomía de manera personalizada según nuestra manera de conducir. También siguiere el modo de uso más óptimo. 

Además, para evitar sorpresas a la hora de actualizar el software, Jaguar ofrece la actualización a distancia. Cuenta con multitud de funcionalidades a través de apps que podemos instalar en el smartphone. Por ejemplo, se puede saber el estado de la carga o la autonomía.

En definitiva, se trata de un SUV de gran lujo, que dará unas excelentes prestaciones a los usuarios más exigentes que puedan permitirse pagar su precio. Se trata de un gran paso hacia la sostenibilidad, por lo que el nuevo Jaguar I-Pace es una gran noticia.