Motor
El coche eléctrico: barato y ecológico. CE

Aunque poseer un coche eléctrico signifique, en la mayoría de los casos, un cambio de hábitos (pensar en la recarga, invertir tiempo en ella, etc.), sí que hay un factor que resulta decisivo para establecer la opinión de los usuarios: el precio.

Según el IV Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente, realizado por el comparador de seguros Rastreator.com, el coche eléctrico puede llegar a ser una alternativa rentable y real para muchos usos. De hecho, demuestran que recorrer 100 kilómetros en un coche eléctrico costaría aproximadamente cinco veces menos que viajar con un coche de combustión.

Todo dependerá del vehículo de combustión con el que lo comparemos y con el tipo de carga que se utilice para el coche eléctrico, pero, en resumen, cargar la batería para recorrer 100 kilómetros en un coche eléctrico cuesta 1,20€ con la tarifa nocturna, mientras que el coste de combustible sería unas cinco o seis veces esta cantidad.

De todos modos, aunque el 57% de los españoles se compraría un vehículo eléctrico o híbrido, un 43% de la población aún se muestra reticente, según tiene calculado la compañía. La principal razón es el precio, ya que un 22,2% cree que estos coches son demasiado caros. El 14,8% considera que aún no hay infraestructura ni puntos de carga suficientes. Un 6% habla de falta de autonomía, y creen que el coche eléctrico no les permite recorrer las distancias que necesitan.

Pero, aunque existan estas opiniones contrarias, los fabricantes siguen sumando esfuerzos para desarrollar este tipo de vehículos y convertirlos en una realidad cotidiana de los consumidores. Actualmente muchas marcas trabajan en la mejora de algunos de estos aspectos criticados por los españoles, y tratan de aumentar los rangos de autonomía y de ofrecer vehículos eléctricos a precios competitivos en el mercado.

Si el consumidor debe o no comprar un coche eléctrico, es decisión de cada uno, aunque sí que existen pautas para orientar la compra.

1. ¿Cuántos kilómetros haces al año?

Teniendo en cuenta el precio del coche eléctrico, que es algo más elevado que el de un vehículo normal, vale la pena hacerse con uno si se recorren un mínimo de 15.000 kilómetros al año.

Esto es difícil si se suelen hacer trayectos urbanos. Pero hay muchos conductores que no piensan en la opción de adquirir un coche eléctrico si se mueven a diario a una localidad más o menos cercana, haciendo de media unos 30 km al día, por ejemplo.

2. ¿Cuánto dinero estás dispuesto a gastarte?

Los vehículos eléctricos puros suelen valer entre unos 5.000€ y 13.000€ más, todo dependerá de cada modelo y con qué lo comparamos exactamente. A estos incrementos, ya se les incluye las ayudas del Plan Movea para adquirir coches eléctricos.

Así pues, es normal que algunos conductores opten por un combustible más sostenibles con el Gas Natural Comprimido (GNC) o el Gas Licuado de Petróleo (GLP), cada vez más extendidos entre las grandes marcas que también permiten un ahorro considerable y son menos contaminantes. Los precios de los coches que funcionan con este combustible son parecidos a los de cualquier otro, y por ello compiten activamente con el coche eléctrico.

3. Ten en cuenta las ventajas económicas

Aunque la compra del coche eléctrico pueda ser lo que más duela a nuestro bolsillo, una vez bajo nuestro dominio, nos puede sacar muchos dolores de cabeza. Por ejemplo, los usuarios que cuentan con un coche eléctrico pueden recibir subvenciones (entre 1.100€ y 5.500€) y la exención de pago del impuesto de matriculación, aparcamiento gratuito en zonas de estacionamiento regulado, y ahorro del combustible.

4. Tu posibilidad de acceso a un punto de carga

Hay que tener en cuenta que se están mejorando las opciones de carga por todo el territorio español, pero debemos pensar en qué opciones tenemos ahora mismo cerca de nuestras casas, y si tenemos la opción de instalar un cargador en nuestro hogar o nuestro aparcamiento.

La autonomía media de un coche eléctrico hoy en día es de 200 y 250 kilómetros (aunque algunos modelos ya alcancen incluso los 600). Por lo tanto, deberemos estudiar cuánto tardaremos en vaciar la batería y cuándo vamos a tener opción de cargar el coche.

5. ¿Estás cansado del mantenimiento?

El mantenimiento del vehículo eléctrico es una clara ventaja para el consumidor, ya que tiene un 60% menos de piezas que un vehículo de combustible. Según los datos de Audatex, el precio de mantener un coche de gasolina es un 56% más caro que el de un eléctrico.

6. ¿Y el medio ambiente?

El medio ambiente es la causa principal por las que las administraciones incitan al consumidor a comprar un coche eléctrico. Y la verdad es que puede sentarle muy bien a un conductor el hecho de llevar un coche con la consciencia tranquila, sabiendo que no contamina. El hecho de llevar un eléctrico ayuda a reducir los gases contaminantes como el NO2, mejorando la calidad del aire.